Kim Jong-il: la muerte de un líder controversial y enigmático

Una persona vestida completamente de negro confirmó la noticia en la televisión estatal: Kim Jong-il, el hombre que estuvo al frente de Corea del Norte desde 1994, falleció en un tren como consecuencia de un ataque cardíaco mientras visitaba un área fuera de la capital, Pyongyang.

Kim Jong-il

La muerte de Kim, a la edad de 69 años, el 17 de diciembre de 2011, fue anunciada en televisión estatal.

Era el único líder comunista del mundo que había heredado su poder y fue criticado por las acusaciones de flagrantes abusos de derechos humanos y por amenazar la estabilidad de la región con un programa nuclear y misiles de largo alcance.

Cuando asumió el poder en 1994, tras la muerte de su padre, Kim Il-sung, se conocía muy poco de él. Rara vez se le había visto en público.

Se dijo que ordenó personalmente que se derribara un avión surcoreano en 1987.

Los medios surcoreanos lo definían como un hombre vanidoso, un playboy con un estilo de pelo particular y con plataformas que le hacían verse más alto.

Algunas evidencias anecdóticas sugieren que era menos superficial de lo que creían sus vecinos del sur, aunque su exagerada pasión por la comida y la bebida probablemente era cierta.

Konstantin Pulikovsky, un emisario ruso que viajó con Kim en tren alrededor de Rusia, reportó que el líder norcoreano había ordenado que todos los días se le cocinara una langosta que él luego comía con palillos de plata.

Los dos hombres, dijo el ruso, compartían champaña con un grupo de acompañantes femeninas de “suma belleza e inteligencia”.

En 2000, se le vio bebiendo 10 copas de vino durante su reunión con el entonces presidente de Corea del Sur, Kim Dae-jung, y era conocido su gusto por el coñac.

clic Lea también: Corea del Norte: aparición pública del hijo de Kim Jong-il

Culto a la personalidad

Kim Jong-il con MedvedevCorea del Norte es un país aislado, aunque Kim intentó mantener relaciones con países como Rusia.

Aquellos que lo conocieron dicen que estaba bien informado y se presume que seguía con interés los eventos que ocurrían a nivel internacional.

Algunos lo veían como un manipulador listo, dispuesto a arriesgarse para apuntalar su régimen.

En Corea del Norte era visto como un héroe y había un culto a su imagen.

Informes oficiales de ese país dicen que nació en una cabaña de madera y que el evento fue conmemorado con un doble arcoíris y una estrella brillante en el firmamento.

Añaden que escribió seis óperas en dos años y diseñó uno de los puntos de referencia más conocidos de Pyongyang.

De acuerdo con analistas internacionales, Kim nació cerca de la ciudad rusa de Khabarovsk, donde su padre estaba recibiendo entrenamiento militar soviético.

Por ese motivo, el joven Kim estuvo en China durante la guerra de Corea.

Como buena parte de la élite norcoreana, se graduó de la Universidad Kim Il-sung.

En 1975 se le empezó a conocer con el apodo del “Querido Líder” y cinco años después se unió al Comité Central del Partido de los Trabajadores. Se le otorgaron, entonces, responsabilidades especiales en temas de arte y cultura.

En 1978 ordenó el rapto de un director de cine de Corea del Sur, Shin Sang-ok, y de su esposa y actriz, Choi Eun-hee.

Estuvieron detenidos y separados durante cinco años antes de reunirse en un banquete.

Después del plagio dijeron que Kim se había disculpado con ellos y les había pedido que hicieran películas para él. Completaron siete antes de escapar a Occidente en 1986.

El amor de Kim Jong-il por el cine era casi obsesivo. Se dice que tenía una colección de más de 20.000 películas de Hollywood y que incluso escribió un libro sobre cine. Se llegó a afirmar, incluso, que Elizabeth Taylor era su actriz y mujer favorita.

También se comentó que visitó la compañía estatal de cine cientos de veces y que produjo un serie patriótica de cien capítulos sobre la historia de Corea del Norte.

clic Vea también: Primeras fotos del presunto sucesor de Corea del Norte

Hambruna

persona anuncia muerteLa muerte de Kim Jong-il fue anunciada en televisión estatal por una persona vestida completamente de luto.

En 1991 fue elegido comandante supremo del Ejército del Pueblo Coreano. Analistas argumentan que se le entregó ese puesto para contrarrestar una eventual resistencia relacionada con la sucesión.

En ese entonces, la economía planificada de Corea del Norte no había podido evitar una profunda crisis económica, exacerbada por el colapso de su principal socio comercial, la Unión Soviética.

El comercio escaseó y el régimen se quedó sin gasolina para las fábricas y las oficinas.

Además, los desastres naturales generaron problemas con las cosechas y se cree que cientos de miles de personas pudieron haber muerto. Cualquier intento de revuelta fue reprimido por las autoridades.

Esta delicada situación continuó después de que Kim sucedió a su padre en 1994. Sin embargo, Kim Jong-il sí redujo la crisis un poco al pedir ayuda internacional, en particular de China.

También visitó este último país en varias ocasiones y se interesó por la forma como China adaptó sus principios socialistas a una economía de mercado.

Después de visitar Pekín y Shanghái en 2000 y 2001, Corea del Norte empezó a experimentar, en una escala menor, con empresas privadas.

También intentó mejorar las relaciones con su vecino, Corea del Sur.

En junio de 2000 se reunió con el líder de ese país, Kim Dae-jung, en lo que se convirtió en la primera reunión entre las dos Coreas desde la Guerra de Corea en 1953, que dividió a la nación.

El principal logro de la reunión fue incrementar los lazos entre los dos Estados, incluyendo la autorización para que familias separadas en la guerra pudieran reunirse.

Misiles y rumores

Kim y HuKim estaba interesado en aprender como China había combinado su visión socialista con la economía de mercado.

En agosto de 2008 apareció un informe en una revista japonesa que decía que Kim Jong-il había muerto en 2003 y que sus supuestas apariciones públicas era, en realidad, una puesta en escena llevada a cabo por dobles.

Un mes más tarde, fuentes de inteligencia de Estados Unidos aseguraron que Kim había sufrido un derrame cerebral, como resultado de unos informes en los que se aseguraba que él no había aparecido en un desfile militar para conmemorar los 60 años del país.

Como resultado de los rumores, las autoridades norcoreanas revelaron un video en abril de 2009 cuando el expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton, voló a Corea del Norte para asegurar la liberación de dos periodistas estadounidenses que habían sido arrestados después de supuestamente haber ingresado de manera ilegal a Corea del Norte.

Después de reunirse con Clinton se reportó que Kim había acordado perdonar a los dos periodistas, que pudieron volver a Estados Unidos.

El compromiso pasional de Kim por la particular visión marxista-leninista de su padre fue fundamental.

Su insistencia para mantener un programa de armas nucleares a pesar de las críticas internacionales y el desarrollo de misiles de largo alcance -capaces de llegar hasta ciudades estadounidenses- convirtieron a Kim en un paria y un disidente y aseguraron que su país permaneciera aislado.

Falelció a la edad de 69 años el 17 de diciembre de 2011

 

*BBC Mundo , Lunes, 19 de diciembre de 2011

Cómo calmar el susto de ser millonario

Mientras mucha gente rica quiere ser más rica, otros están descubriendo el placer de la filantropía y regalando parte de su fortuna. Son los nuevos filántropos: los ricos con conciencia.

Dólar aterrado

Cuando Anne se convirtió en una multimillonaria, luego de que su compañía empezó a cotizar en la bolsa en 2001, estaba petrificada. Temía que su riqueza ahuyentaría al hombre que amaba y que sus amigos la abandonarían.

“Caminé de un lado al otro en mi pequeña sala durante unas cuatro horas, con mi estómago hecho un nudo del susto, pues había esta persona en particular a la que no quería perder”, le cuenta a la BBC. “¿Qué iba a pasar cuando le contara?”.

Diez años más tarde, muy poca gente sabe cuán rica es Anne… y ese no es su nombre real. Habló con la BBC acerca del cambio dramático que tuvo en su vida, pero sólo bajo condición de anonimato.

Su historia saca a la luz la otra cara del sueño que tantos tienen de volverse de repente fantásticamente ricos.

¿Cómo manejar los desequilibrios que genera en las relaciones y amistades? ¿Cómo se siente tener tanto cuando quienes le rodean tiene tan poquito? Y, ¿qué hacer con todo ese dinero?

Egoísmo y codicia

Para el alivio de Anne, el hombre que amaba no la abandonó y ahora están casados.

Filántropos

Warren Buffett

  • John Howard, el reformador penal del siglo XVIII fue la primera persona a la que se le llamó filántropo.
  • En 1865 William Booth, un predicador metodista, fundó el Ejército de Salvación con el dinero de su familia.
  • Más recientemente, Warren Buffett, el director ejecutivo de Berkshire Hathaway, ha donado miles de millones a la salud, educación y causas humanitarias.
  • Bill y Melinda Gates han enfocado sus donaciones en salud global, educación y desarrollo.

“Ambos estamos increíblemente agradecidos de que nos conocimos antes de que llegara el dinero”, dice, pero muchos de sus amigos aún no saben lo que pasó.

No era sólo el miedo de perderlos lo que le preocupaba a Anne.

La sensación de que ella no se merecía esa fortuna era “una gran parte” de la razón de la ansiedad. Por otro lado, se acuerda de que cuando era niña creía que la gente rica no era buena gente.

Además le preocupaba perder el contacto con el mundo real. “Siempre hay gente que tiene más dinero que uno así que uno empieza a pensar ‘realmente no soy tan rica: yo tengo un millón y él tiene 10 millones'”.

“Uno empieza a sentir que uno es rico porque es su derecho. Yo creo que es eso lo que uno a veces ve en grupos de gente rica y pienso que es una defensa a esa sensación de realmente no merecerlo”.

“El creerse con derecho a tener lo que se tiene da la impresión de ser egoísta y codicioso. Es resultado del aislamiento y, en cierto sentido, de miedo, pues una vez que se empieza a frecuentar a otra gente que tiene un nivel similar de riqueza todo es más fácil, pero uno comienza a vivir en una burbuja”.

Nuevos filántropos

Anne se siente ahora más cómoda con su fortuna luego de unirse a un pequeño grupo de gente rica que dedican su tiempo a la filantropía: la Red para el Cambio Social.

Monedas cayendo del cieloMuchos de los nuevos filántropos surgieron cuando llovía dinero en la City de Londres.

Le ajustó como anillo al dedo el hecho de que le ayudara a “usar el dinero para el bien y para marcar una diferencia en vez de permitir que el dinero me usara”.

Sigue viviendo en una modesta casa y divide su fortuna en dos: una parte para la familia y la otra para la caridad.

Y no está sola. Es sólo un ejemplo de lo que algunos denominan “los nuevos filántropos”.

“La gente empezó a hablar acerca de la nueva filantropía en los últimos 10 años más o menos y fue cuando se estaban produciendo olas de dinero en el sector financiero británico”, dice Martin Brookes, el exdirector ejecutivo de New Philanthropy Capital.

“También sucedió luego de que se dieran algunos gestos filantrópicos de alto perfil, como la creación de la Fundación Bill Gates”.

Los nuevos filántropos a menudo se enfocan en iniciativas comerciales y quieren involucrarse en la manera en la que los fondos se usan, más que en hacer donaciones directamente a una institución de caridad, señala Brookes, en entrevista con la BBC.

La lista de los ricos

 La filantropista y empresaria Stephanie Shirley solía aparecer en la lista de los más ricos del Reino Unido, pero ya no es así.

“Tenía US$250 millones pero perdí parte con el colapso del .com y ya regalé lo suficiente como para que me sacaran de la lista”.

“Estoy terriblemente orgullosa de eso, pues para mí el dinero que no está trabajando es de alguna manera obsceno”, le dice a la BBC.

Parte de su necesidad de dar viene de su pasado.

En 1939 llegó al Reino Unido como una refugiada de Alemania. Fue adoptada y siente que le dieron muchas cosas, así que ahora es su turno de dar.

Se concentra en dos áreas: tecnología informática, que es su disciplina profesional, y autismo, que sufrió su hijo que falleció.

“Casi siempre hay un elemento autobiográfico en la caridad de la gente”, señala Beth Breeze, investigadora del Centro de Filantropía y Caridad de la Universidad de Kent.

“Esencialmente, la gente dona a causas con las que se puede relacionar, así que no depende de la necesidad, sino de la pasión o el gusto”, apunta Breeze.

Anne, como muchos filántropos, disfruta de la calidez que se siente al dar.

“Para mí es realmente importante que se refleje en la comunidad, en los amigos, la sensación de que uno tiene un propósito y está haciendo algo que vale la pena”.

“Así que la razón de ser del dinero es el maximizar mi felicidad”.

 

 

* BBC Mundo, diciembre de 2011