Desastre nuclear en Japón despierta a Francia

La mayoría de los franceses no se planteaban si los 58 reactores nucleares del país eran lo bastante seguros como para seguir operando varios años más hasta que Japón comenzó a tener problemas en las centrales de Fukushima.


La ciudadanía ignoraba las pruebas manejadas por activistas, quienes, pese a la indiferencia general, siguieron cavando en las inconmensurables complejidades de la burocracia francesa en materia energética para encontrar la verdad sobre la precariedad de las plantas nucleares.

Tras la catástrofe nuclear japonesa, hasta el más estoico de los franceses comenzó a reflexionar sobre la posibilidad de que el país esté al borde del desastre.

No se han hecho encuestas de opinión representativas, pero tras conocerse las explosiones en la central nuclear de la prefectura de Fukushima, una cantidad sustancial de personas consultadas por algunos periódicos dijeron estar a favor de una política menos dependiente de la energía atómica.

La prensa conservadora, a favor las centrales nucleares, reveló el jueves que el año pasado hubo 1.000 accidentes de distinta intensidad en los complejos atómicos del país.

Los datos oficiales figuran en un informe sobre seguridad en las centrales de Francia que será presentado al parlamento en abril. El documento elaborado por la Agencia de Seguridad Nuclear debía ser confidencial, pero tomó estado público luego de lo ocurrido en Japón tras terremoto de nueve gados en la escala Richter y el posterior tsunami.

Francia es el país europeo con más centrales nucleares en funcionamiento y el que más depende de esa fuente de energía en el mundo.


Los 58 reactores generan 80 por ciento de la electricidad consumida. La densidad de su ubicación es tal que nadie puede estar nunca a más de 300 kilómetros de un reactor.

La gran cantidad de accidentes en las centrales atómicas no son nada nuevo para los activistas franceses. La mitad de las plantas tienen más de 25 años, dijo a IPS el presidente del Observatorio de Energía Nuclear, Stéphane Lhomme.

“La mitad de los reactores están por llegar al final de su vida útil y padecen los problemas de la edad”, indicó.

Numerosos reactores sufren, además, de “defectos de diseño”, que regularmente causan anomalías técnicas, explicó Lhomme. “Francia estuvo varias veces al borde de un desastre nuclear en los últimos 10 años”, aseguró.

Cuando el huracán Martin azotó la sudoccidental costa atlántica de Francia en diciembre de 1999, la planta nuclear de Blayais, cerca de la ciudad de Bordeaux, se inundó de agua de mar y debió permanecer cerrada varios días. “Estuvimos cerca de una catástrofe”, recordó Lhomme.


Una grieta en el sistema de enfriamiento de la central de Civaux, en mayo de 1998, ocasionó una gran filtración radioactiva que estuvo varias horas fuera de control. La planta permaneció cerrada 10 meses.

Varias centrales francesas están ubicadas en zonas sísmicas, indicó Lhomme. “El riesgo de un terremoto de la intensidad del de Japón es bajo en Francia, pero nuestras plantas son más frágiles que las de los japoneses”, apuntó.

La central más antigua de Francia, en Fessenheim, cerca de la frontera con Alemania y Suiza, está en “una zona de mucha actividad sísmica y cerca de un río”. Tuvo numerosos problemas técnicos, la mayoría en sus sistemas de enfriamiento, y debió permanecer cerrada cuando 50 metros cúbicos de gas radioactivo se filtraron a la atmósfera, añadió.

(Reactores nucleares en Francia)

No parece que Francia vaya a disminuir su dependencia en la energía nuclear en el futuro cercano, pese a la amplitud de pruebas sobre los defectos técnicos.

“Todos los partidos políticos defienden esa fuente de energía y están vinculados de una forma u otra al complejo industrial. Francia no tiene otra alternativa”, explicó.

No sorprende que el gobierno francés haya tratado de minimizar la dimensión de la crisis japonesa. La explosión en Fukushima “no fue una catástrofe”, declaró al principio el ministro de Energía, Eric Besson. Luego se corrigió y dijo que se “había vuelto una pesadilla”.

“Es legítimo un debate sobre energía nuclear en Francia, pero no indispensable. Sigo creyendo en su uso con fines civiles”, añadió Besson.

La oposición llamó a realizar un referendo sobre el uso de la energía nuclear. Los dirigentes del Partido Verde sugirieron eliminarla en 25 años.

El primer ministro francés François Fillon tildó de “absurda” la conclusión a la que llegaron periódicos y ambientalistas de que “tras el accidente de Fukushima la energía nuclear estaba condenada definitivamente”.

El gobierno anunció que controlaría la seguridad de todas las plantas operativas.

La primera medida que Francia puede tomar para reducir su dependencia en la energía nuclear es disminuir el “descuidado consumo eléctrico”, sostuvo Lhomme. “Ahorraríamos una gran cantidad si aisláramos mejor las casas y los edificios y dejáramos de calentarlas con electricidad”, añadió.

Ochenta por ciento de los hogares franceses usan radiadores eléctricos.

“Es la consecuencia de la connivencia entre el proveedor estatal monopólico Eléctricité de France, y la industria de la construcción, que no instala gas ni otros sistemas de calefacción en las viviendas”, explicó Lhomme.

Francia podría abandonar la energía nuclear en 2035 si implementa un política basada en la eficiencia energética, para reducir el consumo innecesario, y en un programa masivo para usar fuentes renovables, en especial la eólica y la solar, según négaWatt, asociación de 350 especialistas.

“En 2035 podríamos cerrar todas las plantas nucleares y sólo depender de generadores geotérmicos e hidroeléctricos de menor escala, grandes parques con turbinas eólicas, estructuras fotovoltaicas y unidades de biomasa, y tener suficiente energía para satisfacer los requerimiento eléctricos del país”, dijo a IPS el director de négaWatt, Thierry Salomon.

Francia consumiría en 2050 el doble de electricidad que ahora y podría no necesitar la energía nuclear, según Salomon. “No volveremos a usar velas ni necesitaremos de centrales atómicas”, añadió.


Por Julio Godoy, PARÍS, 17 marzo 2011, (IPS)

UNESCO pide no robar el futuro a 28 millones de niños

La Unesco pidió hoy a la comunidad internacional, y en especial al Consejo de Seguridad de la ONU, que acabe con la impunidad de quienes atacan a los niños en las zonas en conflicto y “roban” así a 28 millones de menores de todo el mundo “la posibilidad de educarse y labrarse un futuro”.


“A veces se considera que los ataques a las escuelas en zonas de guerra son ‘daños colaterales’, pero no es así: Los niños y los colegios se han convertido en objetivo directo de ataques, violaciones y agresiones sexuales en lugares como Palestina, Sudán o Pakistán”, denunció hoy Kevin Watkins.


Watkins es el máximo responsable del último informe global de la Unesco, llamado “La crisis escondida: conflictos armados y educación” y difundido hoy en Nueva York en una presentación en la que participaron la directora de ese organismo, Irina Bokova, y la de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, entre otras personalidades.


Todos ellos quisieron denunciar la situación que padecen cada día millones de niños en zonas de conflicto y pedir que, en palabras de Watkins, se pase de “las resoluciones a los hechos”.
“La palabra que se va repitiendo una y otra vez es ‘impunidad’.


Quienes violan a niñas o atacan colegios muchas veces no son perseguidos por sus acciones”, denunció Watkins, quien pidió que el “Consejo de Seguridad de la ONU ponga nombre a quienes cometen esas violaciones y tome las acciones que sean necesarias”.


El informe revela que el 42 % de los menores de edad que no tienen la posibilidad de educarse, unos 28 millones, viven en países afectados por los conflictos armados.
“La cifra de 28 millones es una estadística, pero las vidas y oportunidades de esos niños están siendo destrozadas, se les está privando de lo que todos nosotros damos por hecho”, lamentó Watkins.
El experto insistió en que la comunidad internacional tiene que empezar a tomar medidas concretas, entre ellas elevar la ayuda internacional que se destina a educación.



“Soy consciente de que con la crisis presupuestaria que están viviendo tantos países donantes es difícil pedir que se aumente la ayuda para educación”, dijo Watkins, quien aseguró que se necesitan 16.000 millones de dólares anuales para acabar con la brecha de financiación en este ámbito.
Pero esa es “una cifra menor que las bonificaciones que se pagaron el año pasado en Wall Street”.
“La pregunta radica en lograr que 67 millones de niños puedan ir al colegio con toda la esperanza que eso crea, la reducción de pobreza, la paz y seguridad, o, por el contrario, poner más dinero en presupuestos militares”, afirmó.


El informe recuerda que todavía hay muchos países que invierten más en el ejército que en educación primaria, entre ellos Estados Unidos, y que con el dinero que gastan los países ricos en defensa en sólo seis días se podrían recaudar esos 16.000 millones necesarios para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) relacionados con la educación en 2015.



“Pero no estamos encaminados a lograr los ODM”, lamentó la directora general de la Unesco, Irina Bokova, quien defendió la educación como la mejor herramienta para “salvar a generaciones futuras de la guerra”.


“Lo que tenemos que apoyar es la educación que incluya a todos en el sistema, que llegue a todos y se base en derechos humanos y cívicos, lo que evita que las sociedades repitan las pesadillas de la historia”, defendió Bokova durante la presentación de un trabajo suscrito, entre otros, por los Nobel de la Paz Desmond Tutu, Oscar Arias, Shirin Ebadi y José Ramos Horta.


La máxima responsable de ONU Mujeres y ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet, también defendió durante la presentación que “la educación es una de las mejores armas para acabar con la pobreza”.
Bachelet hizo especial hincapié en el problema de que se cometan violaciones de niñas en países en guerra como denuncia la Unesco y condenó que en esos países tanto las menores como sus padres sufran riesgos por el mero hecho de acudir a la escuela.



“Un niño puede desarrollar todo su talento y sus capacidades si se le da la oportunidad, no sólo sus capacidades intelectuales sino también emocionales, de autoestima y dignidad”, aseguró Bachelet, quien defendió que “todo eso puede ser posible si hay una voluntad política”.


* Naciones Unidas, (EFE).-1 marzo 2011

Conflicto en Libia reaviva racismo

El uso de mercenarios procedentes de África subsahariana por parte del régimen de Muammar Gadafi en Libia reavivó el profundo racismo arraigado en la población árabe.


Aunque la mayoría niegan su existencia, la discriminación es común en ese país, no sólo contra los inmigrantes negros, sino también contra los propios libios de piel más oscura, especialmente del sur.

“Frente a este panorama, uno necesita estar un poco alerta ante las etiquetas de ‘mercenarios africanos’ o incluso ‘mercenarios africanos negros’, que están siendo usadas”, dijo a IPS el director ejecutivo del Centro Afro-Medio Oriente, en Johannesburgo, Na’eem Jeenah.

“Sin duda, Gadafi ha usado en el pasado mercenarios de otras partes de África, y nuestra información es que algunos de ellos probablemente estén involucrados en la actual situación”, añadió.


“Por supuesto, los mercenarios son muy útiles debido a que las fuerzas regulares incluyen conscriptos, que pueden rápidamente abandonar las filas y unirse a los rebeldes. Los mercenarios trabajan por dinero y no tienen reparos en matar”, indicó.

De los alrededor de dos millones y medio de refugiados e inmigrantes subsaharianos en Libia, la mitad tienen trabajos mal pagos en el sector petrolero, la agricultura, la construcción y otros sectores de servicios.


No es la primera vez que los inmigrantes son víctimas racismo en Libia. En 2000, decenas de trabajadores procedentes de Burkina Faso, Camerún, Chad, Ghana, Níger, Nigeria y Sudán fueron asesinados en las calles en el marco de una campaña del gobierno contra el crimen, las enfermedades y el tráfico de drogas.

Entonces, el Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial expresó su preocupación.

En 2004, acusó a Trípoli de violar el artículo 6 de la Convención Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, de 1969, y de no implementar mecanismos adecuados para salvaguardar a los individuos de actos racistas que violan los derechos humanos. “Es también posible que muchos identificados como ‘mercenarios africanos’ sean en realidad libios de piel oscura. Es más fácil para la gente proyectar sus problemas hacia los extranjeros que hacia su propio pueblo”, añadió Jeenah.


El caso de Karim, un africano-libanés, es un ejemplo. Cuando viajaba en autobús con su madre africana de regreso a Beirut, tras visitar a sus parientes en Libia, el vehículo fue detenido en un puesto de control militar. Los soldados ingresaron y les exigieron los documentos a todos los pasajeros. Mientras buscaba su billetera, Karim fue arrestado.

Durante varias horas fue víctima de continuos abusos físicos y verbales. Ningún soldado se molestó en ver su identificación.

“No fue sino hasta que mi madre les gritó que llamaron a un familiar conocido en el ejército y los soldados dejaron de maltratarme y revisaron los papeles”, dijo a IPS.


Pero expertos señalan que el racismo no está confinado a Libia, sino que está presente en todo el mundo árabe, y tiene raíces históricas en el comercio de esclavos durante la colonización europea de la región.

En su estudio titulado “Percepciones de raza en el mundo árabe”, Mark Perry señala: “El pasado y actual tráfico de esclavos en el mundo árabe ha dejado una amarga marca en la sociedad africana actual”.

“La África negra fue la primera fuente de esclavos y el último gran reservorio en agotarse”, añade.

Mientras el mundo celebra el Día Internacional por la Eliminación de la Discriminación Racial, este año dedicado a los descendientes africanos, los levantamientos en el mundo árabe deberían incluir una transformación social para poner fin al racismo y la xenofobia, según expertos.

Vincular a la población negra con el régimen de Gadafi en Libia podría derivar en un genocidio si el líder es derrocado, alertaron.


Por Simba Russeau (IPS), BEIRUT, 21 marzo 2011

Occidente, en una “cruzada medieval” contra Gadafi, dice Putin

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, dijo el lunes que la resolución de la ONU que autoriza el uso de fuerza en Libia recuerda a “los llamamientos medievales a las cruzadas”, después de que las fuerzas occidentales lanzaran una segunda ola de ataques aéreos.


Mientras los ánimos diplomáticos se caldeaban por la campaña, responsables en Trípoli dijeron que un misil lanzado para matar a Gadafi había destruido su complejo fortificado, que fue intensamente bombardeado durante el Gobierno del ex presidente estadounidense Ronald Reagan en 1986.

“Fue un bombardeo bárbaro”, dijo el portavoz del Gobierno Musa Ibrahim, mostrando piezas de escombros que según dijo había dejado por el misil. “Esto contradice (las declaraciones) de estadounidenses y occidentales (…) de que no tienen como blanco este lugar”, aseveró.

No hubo comentarios sobre el ataque de parte de las fuerzas aliadas.

En una aparición en la televisión libia el domingo, Gadafi prometió a sus enemigos una “larga guerra” después de que la ONU autorizara la intervención en la revuelta contra su mandato de 41 años en la nación norteafricana productora de petróleo.

“La resolución es defectuosa y viciada”, dijo Putin, cuyo país no usó su poder de veto para impedir la aprobación del texto en el Consejo de Seguridad de la ONU. “Permite todo. Recuerda a los llamamientos medievales a las cruzadas”, agregó.

El lunes, los diarios oficiales chinos intensificaron el rechazo de Pekín a los ataques aéreos en Libia, acusando a las naciones que respaldan la campaña de violar las normas internacionales y alentar un nuevo levantamiento en Oriente Próximo.

China tampoco vetó la resolución de la ONU.

Los rebeldes acogieron positivamente la segunda ola de ataques de Occidente.

“La comisión rechaza a tropas extranjeras en el terreno pero alentamos el bombardeo al Ejército de Gadafi”, dijo Ahmed El-hasi, un portavoz de la coalición opositora 17 de febrero, que está basado en el bastión rebelde de Bengasi, donde se inició la revuelta.

Afirmó que los rebeldes se coordinaron con las potencias internacionales para el lanzamiento de los ataques.

“Hay conexión entre nosotros. Primero, para ubicar la posición de las tropas de Gadafi, y segundo, para ubicar la posición de nuestros combatientes a fin de que puedan dar en el blanco en los bombardeos”, aseveró.

Rebeldes de la ciudad controlada por rebeldes de Misrata parecían indicar que las fuerzas de Gadafi, en un cambio de tácticas forzada por los ataques aéreos, estaban intentando mezclarse con la población civil, lo que hace más difícil atacarlos desde el aire.

Los rebeldes dijeron que mujeres y niños estaban siendo usados como “escudos humanos”.

“NOS COMERÁN VIVOS”

La primera ola de ataques del sábado detuvo el avance de las fuerzas de Gadafi en Bengasi e impactó las defensas aéreas de Libia a fin de permitir que aviones occidentales patrullaran los cielos del país.

La segunda ola de ataques aéreos occidentales de la madrugada del lunes también impactó las tropas de Gadafi alrededor de Ajdabiya, una ciudad estratégica situada en el este de Libia donde los rebeldes desean recuperar el control.

“Si no obtenemos más ayuda de Occidente, las fuerzas de Gadafi nos comerán vivos”, dijo el combatiente rebelde Mouh Musmari a Reuters.

La intervención ordenada por la ONU tras una revuelta de un mes contra Muamar Gadafi llevó al secretario general de la Liga Árabe, Amr Mousa, a un aparente cuestionamiento sobre la necesidad de un intenso bombardeo, que según dijo causó la muerte de muchos civiles.

Sin embargo, Mousa dijo el lunes que la Liga respetaba la resolución de la ONU, al tiempo que subrayó la necesidad de proteger a los civiles.

Estados Unidos, que lleva adelante los ataques aéreos en una coalición con Reino Unido, Francia, Italia y Canadá, entre otros, dijo que la campaña estaba funcionando y desestimó un anuncio de alto el fuego del Ejército libio hecho el lunes por la tarde.

Henri Guaino, uno de los aliados más cercanos del presidente Nicolas Sarkozy, dijo que los ataques no estaban dirigidos a derrotar al líder autocrático que ha gobernado Libia durante 41 años, pero dijo a la radio RMC que éstos podían “durar un tiempo”.

El Ministerio de Defensa británico dijo que uno de sus submarinos había disparado misiles de crucero Tomahawk como parte de una segunda ola de ataques bajo la resolución de la ONU, pero indicó que una misión de la fuerza aérea fue suspendida debido a que había civiles en el blanco.

La intervención en Libia es la mayor contra un país árabe desde la invasión de 2003 a Irak.

La retirada del apoyo árabe dificultaría mucho más una tarea que según analistas podría ser una campaña militar complicada y de final abierto, con un resultado incierto.

BENGASI NO ESTÁ LIBRE DE AMENAZA

La ciudad oriental de Bengasi aún no está libre de amenaza, dijo Gortney, pero las fuerzas de Gadafi en la zona estaban disminuidas y “sufrían por el aislamiento y confusión” tras los asaltos aéreos.

La noche de domingo, responsables libios llevaron a periodistas occidentales al complejo de Gadafi en Trípoli, un enorme sector de casas con sus centros privados y cuarteles militares y otras instalaciones, para ver lo que según dijeron era un ataque con misil ocurrido horas antes.

A breve distancia de la jaima donde Gadafi recibía a sus invitados, el edificio de tres pisos yacía en ruinas y había un agujero en medio de su fachada. Estados Unidos dice que no tiene a Gadafi en su lista de blancos.

Un portavoz militar libio anunció un nuevo alto el fuego el domingo, y dijo que “las fuerzas armadas libias (…) han emitido una orden a todas sus unidades militares para salvaguardarlo desde las 19.00 horas esta noche”.

* TRIPOLI (Reuters) -21 de marzo del 2011

“Gadafi se batirá hasta la muerte”

La prensa helvética siguió durante el fin de semana atentamente los dos primeros días de ataques contra el país del Magreb. Las potencias occidentales lanzaron una segunda oleada de acciones armadas contra Libia en la madrugada del lunes.


Detuvieron el avance de las fuerzas de Gaddafi en Bengasi y tomaron como blanco las defensas aéreas, para permitir patrullar a sus aviones y establecer la zona de exclusión aérea decretada por la ONU.

Es lunes, el diario ‘Le Temps’, de Ginebra, se pregunta qué va a pasar después de que los aliados salven a la oposición libia de Bengasi. Según su editorialista Frédéric Koller, no hay nada que negociar con un coronel que no cesa de repetir que va a exterminar hasta el último de los insurgentes, que califica de terroristas.

“El engranaje de la guerra está dictado por la intransigencia de una dictador que tiene nula intención de seguir la estela de Mubarak o de Ben Ali. Y qué se batirá hasta la muerte”. El editorial de ‘Le Temps’ concluye que es urgente armar a los insurgentes para que puedan batirse contra un régimen que les oprime desde hace 42 años. Ya que ahora es demasiado tarde para echarse atrás.

En páginas interiores, el diario de Ginebra se plantea el hecho de si la oposición libia es creíble. ¿Quién se sienta en el Consejo Nacional independiente y cuál es la organización de la instancia que solo Francia reconoce?

El comentario de Martin Kilian en ‘Der Bund’ de Berna explica que, a diferencia de las condiciones en el caso de Irak y Afganistán, esta vez en la decisión sobre Libia, el gobierno estadounidense puede contar con una coalición real, “apoyada por la Liga Árabe y una clara resolución de la ONU”. No obstante, señala: “Como su predecesor, Obama ha actuado con el estilo de los presidentes imperialistas: El congreso no fue consultado”, estima el corresponsal suizo en Estados Unidos.

Por su parte, el periódico de Zúrich ‘Tages-Anzeiger’ destaca en su portada que el ataque aéreo masivo sobre Libia despierta las críticas sobre la operación militar desatada en el país africano. “Condenado a la guerra, pero no a la victoria”, dice el diario, que hace referencia al papel de Estados Unidos en el conflicto.


Ni prioridad estratégica ni política

El presidente de los EE.UU. no quiere ni la guerra de Libia, ni obligar a un rápido cambio de poder. Una estrategia podría beneficiar a Gaddafi, según el periódico, que señala que ese país no es para Estados Unidos ni una prioridad estratégica ni política.

Libia parece tener menos atención -en comparación con las revueltas en Egipto y Túnez- en los planes del propio presidente Obama, que en el comienzo del primer ataque aéreo contra instalaciones del ejército libio estuvo varios días en Brasil para apoyar las aspiraciones de este país para tener un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El ‘Tages-Anzeiger’ destaca que los objetivos de Estados Unidos en Libia siguen siendo poco claros. Además, el columnista Tomas Avenarius dice que la revolución árabe pierde su inocencia como consecuencia del movimiento de los rebeldes frente a los “cleptócratas” de miles de millones de dólares. Una revolución que ha pasado a primera plana de política de poder internacional.

“Berlín en el autoaislamiento”

El ‘Neue Zürcher Zeitung’ comenta que la operación “Odisea al Amanecer” se ejecuta desde Stuttgart, Alemania. Aunque ese país no está involucrado, allí tiene su sede el jefe supremo de la operación, el general americano Carter Ham. Otros puestos de mando importantes se encuentran en Francia, Reino Unido y en un barco.

En entrevista del NZZ al publicista americano, Ian Johnson, éste asegura que si el mundo árabe quiere conseguir un progreso y estabilidad, debe aprender de China. Debe construir una industria de exportación.

Asimismo, el corresponsal del NZZ en Berlín, Ulrich Schmid, hace referencia este lunes a la posición de Alemania frente al ataque aliado contra Libia. “Berlín en el autoaislamiento”, titula el periodista. La canciller Merkel ofrece un mayor esfuerzo en Afganistán. Alemania ha maniobrado con su posición de política exterior al margen de la lucha contra Gaddafi. La exención se justifica también electoralmente, razona el diario de Zúrich.

En la votación de la resolución de la ONU contra Libia, Alemania se abstuvo junto con China y Rusia, mientras que los viejos aliados como EE.UU, Francia y el Reino Unido se volvieron a unir.

Doblegar al déspota

El ‘Blick ‘siguió también durante este fin de semana el minuto a minuto de los ataques contra Libia. “Portaaviones, bombarderos, helicópteros de combate: Occidente ha abierto fuego contra Gaddafi desde el Mediterráneo. Una armada de la fuerza multinacional quiere doblegar al déspota”.

El diario da un lista de los distintos puntos de control y de organización del ataque (Stuttgart, Aviano, Toulon, Córcega, Creta, Sicilia, Chipre) y cita a todos los países que hasta el momento se han sumado a la coalición, con armas o con bases aéreas y logísticas: Dinamarca, España, Italia, Noruega, Alemania, Canadá, Qatar y Bélgica. De Suiza subraya que el Ministerio de Exteriores aceptó la resolución de la ONU y esperaba con interés su rápida aplicación.


REACCIONES
La Liga Árabe, a través de su dirigente, el egipcio Amr Musa, cuestionó la necesidad de un intenso bombardeo, que según indicó ha causado la muerte a muchos civiles.

Pero Estados Unidos, que lleva a cabo los ataques aéreos en una coalición con Reino Unido, Francia, Italia y Canadá entre otros, dijo que la campaña está funcionando y rechazó un anuncio de alto el fuego hecho el domingo por la noche por las Fuerzas Armadas libias.

El Ministerio británico de Defensa dijo que uno de sus submarinos disparó misiles guiados Tomahawk el domingo por la noche como parte de una segunda ola de ataques para hacer cumplir la resolución de la ONU.

Al menos 64 personas murieron en los bombardeos occidentales durante el sábado y el domingo, dijo una fuente médica del Gobierno libio, pero la cifra era imposible de verificar porque las autoridades se niegan a que los periodistas salgan de Trípoli.

Fuente: Reuters

* Por Iván Turmo, swissinfo (21 de marzo del 2011)

“Lo peor es el futuro sin perspectivas”

Este es un buen articulo de como se observa la pobreza en europa, desde el punto de vista Suizo. Veamos los detalles y fuentes a continuacion: (CTsT)


Casi 84 millones de europeos son afectados por la pobreza. En Suiza, una de cada diez personas. El porcentaje de pobres entre la población en edad productiva oscila entre 7 y 9% en los últimos 15 años, según Caritas.
La pobreza no se ha reducido pese a los esfuerzos, y amenaza sobre todo a desempleados, a familias con más de tres hijos, a divorciados, a víctimas de la crisis económica, a quien tiene escasa formación…

O a quien padece una enfermedad. Es el caso de Alfonso (46 años), que hizo el bachillerato y trabajaba como informático hasta que, hace 7 años, le diagnosticaron un defecto genético que le hace 200 veces más proclive a sufrir trombosis.

“No puedo estar sentado más de una o dos horas diarias. Hoy reparto periódicos muy temprano, lo que para mi salud es ideal pues camino mucho. Pero en este oficio pagan poquísimo”, dice en un español pulcro este suizo “de las montañas” que vivió casi dos años en América Latina.

Alfonso, nombre con el que prefiere identificarse, trabaja tres horas diarias por un salario de 16 francos por hora. “Con estos ingresos no es posible costearme una vida normal. Tengo una ‘bici’ con la que me movilizo en la ciudad. Pero no puedo comprar un pasaje de tren para ir a Zúrich o a Ginebra, que sería como el 10% de mi salario mensual”.


Un país como Suiza tendría que garantizar un salario mínimo, como Francia y otros países europeos, opina este hombre, a quien sus magros ingresos le impiden participar de la vida cultural.

Su única fuente de información es Internet, a la que accede sin costo. “Dependo de las instituciones sociales de Berna”, refiere Alfonso a swissinfo.ch en el centro apoyado por el Colectivo de las Iglesias Cristianas de Berna (AKIB) y el Ejército de Salvación en Berna, donde puede desayunar y comer gratis.

Inalcanzable, lo que es sobreentendido para otros
“No tengo problemas de alcoholismo o drogadicción, pero estoy fuera de la sociedad”, se queja Alfonso, cuya situación ilustra lo que significa ser pobre en la rica Suiza: un estilo de vida con menos opciones, que puede llevar a la exclusión social.

Como él, los otros huéspedes de AKIB, casi todos hombres, casi todos en edad productiva, están excluidos, aunque por otras razones. Markus, por ejemplo, lleva una vida al margen de la sociedad normal porque quiere “que lo dejen en paz”.

Markus tiene 53 años, aunque aparenta muchos menos. Estudió para ser empleado de comercio pero nunca encontró un empleo duradero. “Me mandaban a hacer trabajos tontos. Ahora soy voluntario en el Centro Paul Klee y sólo aceptaré un trabajo remunerado cuando contribuya a un mundo más justo y aumente el bienestar espiritual y no el material”.

Preguntado si se siente satisfecho con su situación responde casi poéticamente: “He caído del cielo y he salido de infierno, a veces me siento de maravilla y a veces por los suelos. Lo único que quiero cambiar en mi vida es tomar alcohol dosificadamente… si es posible”.

“Tuve todo, pero Dios no estuvo de mi lado”
A diferencia de Alfonso y Markus, Thomas (de 44 años), desayuna y duerme en el local. “Soy un ‘sin techo’ por convicción, no quiero vivir en lugares donde la gente se miente a sí misma”, dice este hombre.

Sus palabras reflejan confusión, incoherencia, desesperación. “Soy turista en mi propio país. En dos semanas tengo una habitación o, lenta pero seguramente, me destruyo”.

Thomas sueña con vivir en Bolivia, “el país preferido de este planeta”. ¿Y cómo financiará su viaje? “Justamente ése es el problema, el vuelo es muy caro. A México o a República Dominicana, donde ya estuve, sólo cuesta 700 francos”.

Este hombre, que evidentemente no ha tomado un baño hace semanas y en pleno verano lleva la barba crecida y un gorro, confiesa: “Tengo padres y hermanos, y quise todo de la vida, niños saludables, que no fumen cigarrillos ni marihuana, pero Dios no estuvo a mi lado. La vida no es como la cuenta la Iglesia, que abusa de los niños”.

El mundo se ha vuelto complicado, continúa, lo gobierna la computadora, los niños de hoy no pueden siquiera hacer fuego en la naturaleza… Es un crazy, crazy world…”, reflexiona este hombre que al ver la cámara advierte que no quiere ser fotografiado. “No soy un ejemplar de muestra”.

Este trabajo da sentido a mi vida
Además de las pocas huéspedes femeninas, en el local llama la atención la presencia de dos mujeres. Una de ellas es Ursula Küenzli, jubilada que hace 4 años trabaja voluntariamente para AKIB. Ella es parte de un equipo formado por 11 mujeres y cuatro hombres, casi todos suizos, excepto un alemán y un holandés.

“Hago este trabajo por convicción y tengo simpatía por estas personas. Esta es una forma de vivir mi religión, creo en un poder sobrenatural, en la reencarnación. Cada ser humano elije su destino y cualquiera que sea éste, merece respeto y aceptación. Hace mucho buscada un sentido a mi vida y aquí lo he encontrado”, expresa Küenzli.

Para su colega Vreni Habegger, este trabajo es la continación de otro que ella y su marido, ambos campesinos, hicieron hace 30 años con niños en situaciones difíciles. “Recibo mucho de estas personas, si no los veo una semana, los extraño. Con el tiempo son como parte de la familia”.

Su experiencia le ha demostrado que la mejor manera de llevarse bien con ellos es no intentar cambiarlos. “Nos limitamos a darles consejos, pero no sabemos si los siguen. El porcentaje de las personas que salen de esta situación es mínimo”.

Alfonso lo sabe muy bien. “Lo peor de la pobreza es la falta de perspectivas. Eso lo sienten todos los que vienen aquí. Ya no creen en la sociedad ni en sí mismos. Han renunciado a lograr algo en la vida, a tener una pareja, a un mínimo de bienestar. Han aceptado el hecho de que nada cambiará”.

LUCHA CONTRA LA POBREZA EN SUIZA
En el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, Caritas exhorta a llevar adelante una década de lucha contra este fenómeno: hasta 2020 debe reducirse a la mitad.

Según Caritas, la pobreza en Suiza tiene varias facetas: ingresos muy bajos, desempleo, inestabilidad laboral, familias grandes en viviendas pequeñas y ruidosas, problemas de salud crónicos, escaso contacto social.

Muchos pobres son «Working Poor» (trabajan a tiempo completo, pero con ingresos tan bajos que no cubren sus necesidades).

Muchos callan para no ser víctimas de la estigmatización.

4 factores determinan el riesgo de caer en la pobreza:

– el nivel educativo: a menores calificaciones, menores ingresos

– el número de hijos: aun cuando ambos padres trabajen, los ingresos no aseguran la existencia.

– el lugar de residencia: los impuestos, el precio de las viviendas y el seguro de salud pueden determinar que una familia esté debajo de la línea de pobreza.

– la procedencia social: niños de hogares afectados por la pobreza y con bajos niveles de formación están en riesgo de ser pobres como adultos.

Suiza es, según Caritas, una sociedad con estratos poco permeables. Quien cae en la pobreza, queda pobre para siempre. Muy pocos alcanzan la movilidad social.

EUROPA TAMBIÉN LUCHA CONTRA LA POBREZA
La Unión Europea ha declarado a 2010 Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

Objetivos de este Año Europeo son sensibilizar sobre esta cuestión y renovar el compromiso político de la UE con la lucha contra la pobreza y la exclusión social.

ENLACES
Campaña de Caritas ‘Desaparecer la pobreza’ (en francés)
Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social
Colectivo de las Iglesias Cristianas de Berna (AKIB)
Ejército de Salvación

* Por Rosa Amelia Fierro, swissinfo(sept. 2010)

Kosovo, cuerpos sin nombre y caídos en el olvido

A casi doce años de terminada la guerra en Kosovo, en el depósito de cadáveres de la capital Prístina yacen más de 300 cuerpos sin identificar. Valéry Brasel, experta en derechos humanos de Ginebra colabora con los médicos forenses en esa labor.


Su tarea en Prístina no es fácil. Se ocupa de contactar a las familias que buscan a sus seres queridos, convencerles de que se sometan a un análisis de sangre con el fin de establecer las filiaciones y luego dar sepultura a los cuerpos.

“La identificación de las personas desaparecidas forma parte del proceso de superación del pasado”, explica Caroline Tissot, responsable dela sección Política de Paz del Ministerio suizo de Asuntos Exteriores.

“Permite reducir las tensiones entre grupos étnicos y estimula la transición hacia un estado pacífico, contribuyendo así a garantizar una mayor seguridad en el sudeste europeo”.

Veinte familias se sometieron al análisis de sangre en 2010. Y en tres casos, las pruebas revelaron una correspondencia con los órganos no identificados en el depósito de Prístina. Un descubrimiento dramático para estas familias que en el pasado habían dado sepultura a unos perfectos desconocidos, convencidas de que eran miembros de su familia.

Más de 500 personas mayores de 65 años desaparecieron durante y después de la guerra en los Balcanes, muchas de ellas de origen serbio. Y hasta la fecha se han exhumado más de 850 cuerpos de albaneses en Serbia.


Falsas identificaciones
Al parecer, el caos se remonta a 1999 cuando las víctimas fueron sepultadas sin identificación científica previa. El mismo año, el Tribunal Penal envió a peritos de la policía científica para reunir información sobre la masacre perpetrada durante el conflicto.

“Encontraros muchos lugares de sepultura y se volvieron a exhumar miles de cadáveres con el objetivo de recoger pruebas para la investigación por genocidio”, explica Valérie Brasey. “Pero la identificación de los restos no fue siempre una prioridad y algunos peritos volvieron a  enterrar a las víctimas sin dejar constancia de ello”. Las estadísticas reflejan que el 10% de los cuerpos sepultados en 1999 pudo haber sido registrado de forma errónea”.

En el transcurso de la investigaciones, la fuerzas de la OTAN y los agentes de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) recopilaron información sobre las fosas comunes, pero no siempre la compartieron con los otros actores involucrados.

Ahora el CICR analiza varios documentos en busca de pistas que conduzcan a las tumbas desconocidas. La organización humanitaria, con sede en Ginebra, ha trabajado en el terreno durante todo el periodo del conflicto y está considerada como un referente en lo que concierne a la lista de desaparecidos.

Recopilar información
Gracias al intercambio de información entre los Gobiernos serbio y kosovar y entre las asociaciones de familias afectadas, la lista de desaparecidos  se ha reducido de 6.000 a 1.822. A menudo, sin embargo, se necesitan años para poder identificar con certeza a las víctimas. En los últimos tres años, las autoridades han logrado reconocer solamente 40 cuerpos.

Un resultado más bien frustrante, reconoce Lina Milner, a cargo del grupo de trabajo sobre el tema. “Estamos intentando que todas las partes involucradas encuentren nuevas vías para compilar información, por ejemplo con la ayuda de testimonios de la guerra o a través de los archivos nacionales. Aún si, no cabe duda de que los presuntos responsables de las masacres serían obviamente las mejores fuentes de información…”.

Haki Kasumi es la responsable de la asociación de las familias de albanokosovares que desaparecieron durante el conflicto. Su cuñado Urkshin Hoti, activista político, fue detenido por los serbios en 1994. Hubiera habría sido liberado en abril de 1999, pero desde entonces nunca más se volvió a tener rastro de él.

La familia ha pagado miles de euros para conseguir alguna pista, pero sus presuntos informantes se dieron a la fuga con el dinero. “Cuando alguien de tu familia desaparece, estás dispuesto a todo con tal de volver a verlo. Nosotros no somos los únicos que han perdido tanto dinero con la esperanza de encontrarlo”, relata Kasumi.


 

Otras tumbas
El Departamento de Medicina Forense ha localizado 20 lugares donde posiblemente se llevó a cabo un segunda exhumación. La mayor parte están compuestos de tumbas individuales en cementerios, pero en la lista figuran también otros lugares enormes y varias fosas comunes.
El Departamento de Medicina Forense ha localizado 20 lugares donde posiblemente se llevó a cabo un segunda exhumación. La mayor parte son cementerios de tumbas individuales, pero en la lista figuran también otros lugares enormes y varias fosas comunes.

Un mapa detallado cuelga de la pared en la oficina de Brasey, en el Departamento de Medicina Forense. Los lugares de sepultura están señalados en rojo y verde. Brasey recuerda la localidad de Zhilivode Vushtrri, antiguo bastión del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK), donde se dice que los cuerpos de 23 serbios asesinados yacen en el pozo de una mina.

Las labores de recuperación costarán decenas de miles de euros: los cadáveres se encuentran a 25 metros de profundidad y no será fácil sacarlos a la superficie. El Gobierno de Kosovo ha aceptado compartir los gastos y brindar asistencia logística durante las excavaciones.

Otro alfiler marca un punto en alta montaña, fronterizo con Montenegro, donde podría haber una fosa común. Los cuerpos de siete u ocho soldados fueron sepultados en esta zona altamente minada y para volver a exhumarlos se necesita garantizar previamente la accesibilidad a la zona.

Se estima que los restos de al menos 400 personas fueron quemados durante la guerra. Se encontraron cenizas en la localidad de Goden, cercana a Gjakova, donde varios testimonios aseguran que dio muerte a veinte personas, cuyos restos fueron incinerados.

“Me gustaría poder restituir estas cenizas a la comunidad”, afirma Brasey. “Hemos pedido al Gobierno de Kosovo que prepare un documento legal para entregarlo a las familias de las víctimas que les permita dejar atrás este drama y resolver eventuales problemas sucesorios”.

Julie Hunt, swissinfo.ch
Kosovo
(Traducción y adaptación del inglés: Belén Couceiro)

GALERÍAS
«»

DESAPARECIDOS
1974: el estatuto de autonomía de Kosovo, reconocido desde la Segunda Guerra Mundial, es inscrito en la Constitución de la Federación Yugoslava.

1989: el presidente serbio Slobodan Milosevic anula el estatuto de autonomía y envía al ejército a Kosovo para reprimir las protestas.

1998: decenas de miles de kosovares abandonan sus casas tras la ofensiva de Belgrado contra el Ejército de Liberación de Kosovo (UCK).
1999: la OTAN lanza una serie de incursiones aéreas contra Serbia para poner fin al conflicto entre las fuerzas serbias y los independentistas albanokosovares. Tras dos meses de bombardeos, la OTAN destaca a 50.000 soldados en Kosovo. La provincia se convierte en un protectorado de la ONU.

2007: el líder separatista Hashim Thaci gana las elecciones parlamentarias y anuncia que proclamará la independencia de Kosovo.

2008: ya convertido en primer ministro, Hashim Thaci, declara Kosovo un Estado “independiente, soberano y democrático”. Pocos días después, Suiza reconoce la independencia de Kosovo y establece relaciones diplomáticas y consulares con este nuevo país balcánico.

2010: el Partido Democrático de Kosovo de Hashim Thaci gana las primeras elecciones legislativas después de la independencia de Kosovo.

NUEVO ESTADO EN LOS BALCANES
1974: el estatuto de autonomía de Kosovo, reconocido desde la Segunda Guerra Mundial, anclado en la Constitución de la Federación Yugoslava.

1989: el presidente serbio Slobodan Milosevic anula el estatuto de autonomía y envía al ejército Kosovo para reprimir las protestas.

1998: decenas de miles de kosovares abandonan sus casas tras la ofensiva de Belgrado contra el Ejército de Liberación de Kosovo (UCK).
1999: la OTAN lanza una serie de incursiones aéreas contra Serbia para poner fin al conflicto entre las fuerzas serbias y los independentistas albanokosovares. Tras dos meses de bombardeos, la OTAN destaca a 50.000 soldados en Kosovo. La provincia se convierte en un protectorado de la ONU.

2007: el líder separatista Hashim Thaci gana las elecciones parlamentarias y anuncia que proclamará la independencia de Kosovo.

2008: ya convertido en primer ministro, Hashim Thaci, declara Kosovo un Estado “independiente, soberano y democrático”. Pocos días después, Suiza reconoce la independencia de Kosovo y entabla relaciones diplomáticas y consulares con este nuevo país balcánico.

2010: el Partido Democrático de Kosovo, de Hashim Thaci, gana las primeras elecciones legislativas después de la independencia de Kosovo.

ENLACES
Actividades del CICR en Kosovo
Kosovo, sitio de COSUDE (agencia suiza de cooperación)
Swisscoy, misión suiza en Kosovo
Embajada de Suiza en Kosovo
Relaciones bilaterales Suiza-Kosovo, Ministerio suizo de Asuntos Exteriores


* Por Julie Hunt, swissinfo.ch (18 de febrero del 2011)

El mundo gasta en sobornos tanto como en armamento

El World Economic Forum (WEF) denuncia que los “pagos subrepticios” que transitan entre gobiernos y empresas a cambio de jugosos contratos superará un billón de francos suizos en 2010, monto idéntico al gasto mundial militar.


Suiza es el octavo país más transparente del mundo, pero no está exento de riesgos, razón por la que tiene en marcha acuerdos anticorrupción con la UE, OCDE y ONU.

En 2010, el mundo habrá pagado sobornos por un billón de francos suizos, lo que convierte a este problema en uno de los obstáculos más perversos para el desarrollo social y económico del mundo, denunció el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés).

Dos datos para dimensionar la talla del problema: es un monto siete veces superior al que se requeriría para cumplir la totalidad de los compromisos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2015, esto es, recursos para el alivio de los países endeudados, nuevos préstamos, ayuda a infraestructura, financiamiento para proyectos de salud, educación y abatimiento de la pobreza.


Una referencia más, se trata de un monto idéntico al que destina el mundo anualmente al gasto militar.

Un problema que exige, denuncia el WEF a través de su Iniciativa de Asociaciones contra la Corrupción (PACI por sus siglas en inglés), acciones colegiadas al interior del sector productivo y los gobiernos.

Corrupción a toda escala

De acuerdo con Transparencia Internacional (TI), en 2010 alrededor de 75% de los países sometidos a la evaluación del índice de corrupción consiguieron una calificación de entre “0” y “5” (en una escala de 10).

“Existen países altamente desarrollados, como Estados Unidos, Francia o Italia, que no consiguen colocarse entre los primeros 20 menos corruptos del mundo”, afirmó al respecto Huguette Labelle en la ciudad de Nueva York, en donde el WEF desarrolló el pasado fin de semana un foro sobre corrupción.
La Presidenta de TI coincidió con el WEF en que, para abatir la corrupción a todos los niveles, se requiere la participación colegiada de todos los actores de la economía.

Richard Samans, Director General del WEF y Presidente de la Iniciativa de Socios contra la Corrupción (PACI por sus siglas en inglés), añadió que difícilmente existe un gobierno, negocio o individuo que no haya sido tocado de forma directa o indirecta por alguna forma de corrupción.

Según el WEF, la corrupción y sus efectos sobre los negocios ocupan el cuarto sitio en importancia entre las preocupaciones de los 12.600 hombres de negocios -de 139 países- consultados por el WEF en su Reporte de Competitividad Global 2010, muy cerca de temas como la recesión o la guerra cambiaria.

Suiza en el espectro internacional

En el debate internacional sobre corrupción Suiza se encuentra relativamente a salvo en el presente.

La Confederación Helvética ocupa el octavo sitio mundial en materia de corrupción, según el índice publicado al respecto en 2010 por TI.
Un trabajo que considera un universo de 178 países, y que otorga a Suiza una calificación de 8,7 en una escala que va del 1 al 10.

Solamente Dinamarca, Nueva Zelanda, Singapur, Finlandia, Suecia, Canadá y los Países Bajos registran una mejor calificación que Suiza en materia de transparencia; y esta última comparte exactamente la misma calificación que Australia.
Independientemente de ello,  explica la Secretaría de Estado de Economía (Seco) a swissinfo.ch, la Confederación Helvética está comprometida a cumplir con tres acuerdos internacionales en materia de corrupción.

El primero de ellos, con los 30 países de la OCDE y ocho naciones más (Argentina, Brasil, Bulgaria, Chile, Estonia, Israel, Eslovenia y África del Sur) que han establecido un acuerdo que promueve la eliminación de sobornos en materia de comercio internacional.

La OCDE se ha comprometido también a realizar exámenes para evaluar los avances de cada uno de estos países. La última ocasión que la transparencia de Suiza fue sometida a evaluación fue en 2005 y los resultados fueron positivos.

En segundo sitio, Suiza forma parte de la Convención Penal contra la Corrupción, en el marco del Consejo Europeo, que permite perseguir penalmente actos de corrupción realizados por funcionarios públicos y miembros de la iniciativa privada. “Para formalizar este compromiso, Suiza firmó una Convención Penal y se adhirió al Grupo de Estados contra la corrupción (GRECO)”, explicó Seco.

Y en tercer sitio, se registra la Convención de la ONU contra la corrupción, que fue firmada en 2003 por un centenar de países (Suiza incluida) y que se distingue de los acuerdos de la OCDE y del Consejo de Europa por su carácter universal.

La iniciativa PACI

En opinión del helvético WEF, el proyecto PACI debe ampliar alcances y ofrecer resultados.

PACE opera como plataforma para las compañías en desarrollo a las que ayuda a instrumentar programas anticorrupción y asesora en el monitoreo de este objetivo.

Sobre este punto, Transparencia Internacional agrega –con base en los resultados de su Reporte sobre la Corrupción Global 2009- que aquellas empresas que tienen en marcha programas de ética suelen registrar 50% menos incidentes de sobornos y otras formas de delito por corrupción.

Programas que son aplicables a empresas de todas las tallas y que, según concluye el WEF, permiten reducir hasta 10% el costo de los negocios que realizan las compañías que a nivel internacional destinan en promedio un “diezmo perverso” a la obtención de negocios.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

GALERÍAS

WEF Globalización

Enero 2005, Davos y Porto Alegre se preparan para su foro

DATOS CLAVE
El Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) es un organismo internacional de carácter independiente fundado en 1971 por el ex catedrático suizo Klaus Schwab.

Durante las últimas cuatro décadas, y desde la ciudad de Ginebra, ha despertado el debate en materia de negocios y política. Pese a su activo trabajo, el WEF suele ser criticado porque los debates que encabeza pocas veces desembocan en acuerdos tangibles entre gobiernos y empresas.

Transparencia Internacional (TI) es una organización no gubernamental global dedicada a combatir la corrupción vía convocatorias que congregan a la sociedad civil, las empresas y los gobiernos.

A principios de noviembre, PACI y TI lanzaron la iniciativa End Corruption Now vía Facebook, una comunidad creada para publicar información sobre el impacto de la corrupción en regiones, gobiernos, negocios, organizaciones e individuos.

Al cierre del 2010, un total de 145 compañías internacionales habrá firmado el acuerdo anticorrupción de la Iniciativa de Asociaciones contra la Corrupción (PACI por sus siglas en inglés) del WEF.

Las empresas suizas que forman parte del proyecto son:

ABB
Karl Steiner
Panalpina
Renova Group
Schindler Holding
Wisekey

CORRUPCIÓN EN NEGOCIOS
La corrupción es la aceptación de dineros y regalos a cambio de algún trato favorable pactado vía un acuerdo ilegal.

De acuerdo con el WEF, la corrupción en el mundo productivo ataña a funcionarios públicos y empresarios. Con frecuencia, el pago de sobornos permite a quien lo otorga obtener a cambio la promesa de un negocio o contrato millonario.

ENLACES
World Economic Forum (WEF)
Transparencia Internacional resultados 2010
Iniciativa PACI
Suiza lucha contra la corrupción
Objetivos de Desarrollo del Milenio 2015

* Por Andrea Ornelas, swissinfo.ch (Diciembre 2010)

Un ejército de «Mata Haris» Chinas

Hace poco leí este articulo-abajo publicado- , el cual me pareció una perogrullada (verdad evidente); pero que le falto indicar claramente que estos son métodos antiguos que lo hacen todos los países o ejércitos del mundo actualmente. Solamente varia la forma, detalle o tipo de mujeres; pero en el fondo es lo mismo.
lo interesante de este articulo es que nos recordó a la famosa “Mata Haris” y ver a algunas hermosas “espiás chinas.”
Hasta siempre.
CTsT

 


Que en la intimidad de la alcoba se revelan secretos inconfesables lo saben todos los espías, desde la legendaria Mata Hari hasta el casanova de ficción James Bond pasando por Anna Chapman, la guapísima agente rusa aficionada a promocionar sus encantos en Facebook. En el manual de todos los servicios de inteligencia del mundo, el sexo figura como una letal arma de destrucción masiva capaz de arrancar secretos de Estado y doblegar la voluntad del enemigo. Por amor, o por lujuria, a la madre patria la venden traidores como Lo Hsien-che. Para desgracia de su nombre y deshonra de su rango, este general perdido por las faldas acaba de protagonizar el mayor caso de espionaje descubierto en Taiwan desde su separación de China tras la guerra civil (1945-49).



A sus 51 años, fue detenido a finales de enero por, supuestamente, pasarle información sensible al régimen de Pekín, que reclama la soberanía sobre esta isla independiente «de facto», pero sólo reconocida por una veintena de estados. Con grandes y escandalosos titulares, los medios taiwaneses han informado con profusión sobre el caso, desvelando numerosos detalles personales sobre el general Lo.



Confidencias entre sábanas
El militar, que dirigía el departamento de información electrónica y telecomunicaciones del Ejército, fue captado por una «mujer china de 30 años, alta, bella y elegante» mientras estaba destinado en Tailandia, entre 2002 y 2005. Haciéndose pasar por una empresaria con pasaporte australiano, la agente de Pekín le echó las redes y lo ganó para la causa con sus tácticas amatorias y un buen fajo de billetes. En 2004, el general Lo empezó a venderle información confidencial por entre 100.000 y 200.000 dólares. Cuando regresó a Taiwan, siguió en contacto con la espía china y volvió a encontrarse con ella en Estados Unidos para hacerle más confidencias entre las sábanas. En total, el traidor pudo haber recibido más de un millón de dólares por sus servicios.



«El espionaje a ambos lados del Estrecho de Formosa nunca ha cesado, aunque las relaciones entre las dos orillas han mejorado mucho con el tiempo», ha señalado al diario Global Times, órgano en inglés del Partido Comunista, el subdirector del Centro de Investigación sobre Taiwan en la Universidad china de Xiamen, Li Fei. Y es que en la última década se han detectado en la isla 16 tramas de espías que operaban para el continente, pero ninguna a tan alto nivel como la protagonizada por Lo Hsien-che.
Sus superiores todavía no se explican cómo es posible que un hombre tan anodino y cerebral como el general, cuyos únicos vicios conocidos eran los libros de salud y gimnasia, se haya jugado su carrera de forma tan irracional. De familia militar, el general estaba tan satisfecho en su destino que se hacía llamar «Tai Lo», pero acabó echándolo todo por la borda por una «femme fatale». Todo ello sin contar el daño que ha hecho a las relaciones entre el Gobierno de Taipei y sus aliados de la Casa Blanca, sus habituales suministradores de armamento y tecnología para defenderse de una hipotética invasión.
No es la primera vez que estas «Mata Haris» de ojos rasgados irrumpen en las redes de espionaje global. A principios de febrero, los servicios de Inteligencia franceses alertaron de que el régimen chino estaba reclutando a bellísimas agentes femeninas para engatusar a hombres de negocios y robarles sus secretos empresariales. Por las buenas, después de un apasionado revolcón, o por las malas, recurriendo a las amenazas y al chantaje si están casados.

 


Alarma en el Elíseo
Es el caso de un prestigioso investigador de un laboratorio farmacéutico galo que conoció a una joven china y acabó acostándose con ella. «Cuando al día siguiente le enseñaron el vídeo grabado en la habitación del hotel, se mostró dispuesto a colaborar», según explicaron a los medios de comunicación los responsables de inteligencia.



La alarma saltó en pleno escándalo por la investigación a tres ejecutivos de Renault, acusados de filtrar a una compañía china los secretos de su nuevo coche eléctrico, desarrollado junto a la marca japonesa Nissan. Como el Palacio del Elíseo tiene una participación del 15 por ciento en Renault, este caso de espionaje industrial ha vuelto a levantar ampollas entre París y el régimen de Pekín, que no duda en recurrir al Ejército de Liberación Popular y a sus fuerzas de seguridad para «mejorar» la competitividad de sus multinacionales estatales. «El presidente Sarkozy ha ordenado una investigación para aclarar la pista china», acusó abiertamente en un comunicado el Ejecutivo galo.

Desde entonces, en el punto de mira de la Dirección Central de Inteligencia Interior (DCRI) están los 30.000 estudiantes chinos residentes en Francia, muchos de los cuales realizan prácticas en las empresas de este país. Extrapolando la experiencia de Monica Lewinsky en el Despacho Oval, no es difícil imaginarse lo que una becaria joven, ambiciosa, sin escrúpulos y al servicio de su patria puede sonsacarle a un alto directivo entrado en años y probablemente aburrido de su vida conyugal.
Pero las advertencias galas llueven sobre mojado. El año pasado, se filtró un documento del MI5 británico titulado «La amenaza del espionaje chino». En sus 14 páginas, los responsables de la seguridad interna del Reino Unido apuntaban al régimen de Pekín como «una de las mayores amenazas de espionaje». No sólo por la sofisticación de los «ciberataques» perpetrados por sus «hackers», piratas informáticos capaces de bloquear con sus ordenadores los suministros de electricidad y agua, sino también por la bajeza de sus métodos.



«Los servicios de inteligencia chinos son conocidos por explotar puntos vulnerables como las relaciones sexuales y las actividades ilegales para presionar a los individuos con el fin de que cooperen con ellos», avisaban los colegas de 007. «Las habitaciones de los hoteles donde con frecuencia se hospedan los extranjeros en las grandes ciudades chinas, como Pekín y Shanghái, pueden tener micrófonos y cámaras ocultas, y son registradas cuando sus ocupantes se encuentran fuera», rezaba el informe, que fue enviado confidencialmente a varios cientos de altos ejecutivos de firmas británicas radicadas en China.


Desde 2007, a estos hombres de negocios se les venía advirtiendo expresamente que extremaran las precauciones en sus viajes de trabajo a China. Los consejos se resumían en evitar situaciones de riesgo que pudieran dejarlos a merced de los espías chinos, como ser cazados con una prostituta, y rechazar los acercamientos, piropos y regalos ofrecidos por atractivas mujeres jóvenes en ferias empresariales y convenciones. Algunos de estos obsequios, como cámaras y memorias «pen drive» para los ordenadores, podían «contener virus troyanos u otro tipo de mecanismos de espionaje», publicó en su día el diario The Sunday Times.



Se quedó con su Blackberry
Como muy bien ha demostrado la cascada de filtraciones de Wikileaks, en este mundo globalizado la información vale millones y circula por los canales más insospechados, desde internet hasta mensajes de texto en los móviles de última generación. Durante una visita oficial del ex primer ministro británico Gordon Brown a China en 2008, uno de sus ayudantes «perdió» su Blackberry después de haber ligado con una joven en una discoteca de Shanghái. Casualidad o no, la estrategia de las «Mata Haris» orientales se basa en estudiar los puntos débiles del enemigo, que en el caso de los hombres deja poco lugar a dudas.



Su táctica se aplica tanto para descubrir secretos de Estado como en el espionaje industrial. Especialmente por parte de las empleadas chinas de muchas multinacionales británicas, que se muestran demasiado cariñosas y aduladoras con sus jefes o sencillamente se convierten en sus amantes. «Una agente infiltrada puede tratar de fomentar una amistad o una relación de negocios, recurriendo con frecuencia a la cordialidad y la lisonjería», recordaba el dossier del MI5.
Las novelas y las películas están plagadas de hermosas espías, como la «topo» comunista que encarnaba Tang Wei en «Deseo, peligro» y se enamoraba tras un tórrido romance del colaboracionista con los japoneses que debía vigilar. Pero las agentes dobles también abundan en las hemerotecas, como demuestran el juicio contra la ingeniera Lili Huang por espionaje industrial en Francia y el proceso en EE.UU. contra Katrina Leung.



Las mismas técnicas que hace un siglo


Como arma y lenguaje universal, el sexo no distingue de fronteras ni nacionalidades. Apodada la «Mata Hari» de Kim Jong-il, la norcoreana Won Jeong-hwa fue condenada a cinco años de cárcel por seducir a oficiales del Ejército de Corea del Sur que, a cambio de sus favores, le revelaban la localización de instalaciones militares secretas. Tanto en la guerra como en el amor, todo vale. Más aún si ambas van unidas de la mano y, a ser posible, desnudas. Es el caso de la espía más conocida de los últimos tiempos, la rusa Anna Chapman, que fue acusada por Estados Unidos de pertenecer a una red de espionaje que trabajaba al servicio de la Sluzhba Vneshney Razvedki (SVR), el servicio de inteligencia ruso.

 

Una vez en Moscú —tras formar parte de un intercambio de detenidos al más puro estilo de la guerra fría— la agente «90-60-90», como es apodada por su físico imponente, ha hecho carrera posando desnuda en revistas como «Maxim» o incluso anunciando su reciente candidatura a un escaño en la Duma rusa.
Pero ninguna espía tan famosa como la Mata Hari auténtica, Margaretha Geertruida Zelle, la mítica bailarina condenada a muerte por espionaje y ejecutada durante la I Guerra Mundial. Había sido acusada por Francia de ser una agente doble al servicio de Alemania y de haber causado la muerte de miles de soldados por las confidencias que revelaba a sus amantes. Según cuenta la leyenda, tuvieron que vendar los ojos de los miembros del pelotón de fusilamiento para que no sucumbieran a sus encantos.